14/1/18

Me quedo


Empiezo a preocuparme, llevo mas de dos años sin Amo y ya no siento esa necesidad como antes... después de una historia frustrada en la cual la desilusión fue la reina de la fiesta, mas cafés de los que me gustaría y una mas que placentera entrega a medias en la cual no hay apego, prefiero quedarme como estoy.

Y que sea lo que dios quiera, no me como el coco ni espero a nadie aunque dejo mi puerta entreabierta por si las moscas jajajaja

Puede que tenga el listón muy alto, puede que tarde pero sé que lo que tenga que llegar, sin ninguna duda llegará. Mientras tanto me siento libre, entera y contenta con lo que me toca.

He decidido ser feliz.





7/1/18

Bienvenido 2018



2018 me encuentra en un equilibrio cada vez mas frecuente... mente, cuerpo y alma están a su manera en paz y eso si que es para agradecer.

Atrás queda un año en el que he aprendido mucho, me he enamorado, me ha dolido, todo lo he vivido intensamente y no me arrepiento... lo bueno fue demasiado bueno como para eclipsar lo malo.

Resumiendo, estoy contenta y eso es todo, no hay grandes novedades pero si una estabilidad emocional que hace de mi vida un lugar muy confortable.


12/12/17

Lastima...



Ya decía mi madre, amigas son las bolas que no le queda otra que permanecer juntas.

Como en todos lados, aquí también hay amistades reales y otras que dejan bastante que desear... hay demasiada revalida como para permanecer unidas así que en la primera de cambio la supuesta amiga se esfuma.

Con mis nuevas experiencias por fin aprendí a no poner mis sentimientos sin antes comprobar que si se merece. Demasiadas desilusiones como para arriesgar mi estabilidad emocional.


Así que para ustedes, hipócritas mil gracias por mostrarse tal cual son.


9/12/17

Destino


Y cuando todo era casi perfecto y yo iba tan pancha por la vida resulta que esta da un giro y sin mas se desbarajusta nuevamente.

Por primera vez experimento el querer sin apego, el presente por si mismo, la realidad tal cual es y me siento libre, feliz y colmada. Todo fluye sin expectativas lo que hace de cada encuentro único.

Así de bien andaba yo hasta que tome consciencia de que eso del desapego no es un ejercicio fácil... el solo hecho de pensar en frio que todo puede terminar de un momento a otro por causas del destino me entristece.


Igual seguimos disfrutando mientras se pueda...