22/1/10

Ella...

y su cuerpo siguen exigiendo aquello que solo en sueños se permiten, necesitan sentir... y puede que su razón calle su consciencia pero los sueños sueños son y ella junto a su cuerpo los disfruta.

Ya no sueña con Amo ni mitos, solo vive el instante y se deleita con aquello que se ha transformado en vicio… esa mezcla que segrega al sentirse sometida. No se entrega a cualquiera, no… pero recupera el poder de entregarse sin tanto atavío… ya no quiere mas que la fluidez que le suma un momento al otro y si luego hay uno mas sonríe y lo convierte en gloria.

Fue así que se dejo catar, saboreando cada instante y sus recompensas… dejo que El hoy, sea su Amo y Señor y se brindo por entera ya que en ella no hay entrega de otra manera. El, suma perfecta de casi todos sus deseos. Ecuación entre encanto, ternura, firmeza y mano dura… medida justa, cordura.

Charla, risas, nervios, comida… una camarera que sin saberlo es la única que rompe el espeso halo de deseo contenido… contención que se esfuma ante la poco sutil evidencia… se levanta, va al lavabo, vuelve y pone solo un instante sus diminutas bragas sobre la mesa.

Fin de la comida, paseo apresurado bordeando el mar, casa, mano que sube bajo su vestido mientras coge las tazas de café… vuelta a la calma, mirada baja, dedos que catan la humedad que emana, ropa que cae… placer… inmenso y delicioso placer.

Olor a cuero, cuerdas que enlazan sus manos, entrega… escozor… renovada sensación sobre sus nalgas que la deleitan y una sorpresa… dulce y penetrante escozor sobre sus senos… escozor que se alterna con masajes y aceite, conmoción que la lleva a ofrecer-los entre sus manos brindando la certeza de su infinito goce mientras...



una lagrima deja constancia de lo que mas teme…
el dolor se ha transformado en placer
si el fin es complacer.

1 comentario:

  1. Bello sueño, humedo lascivo y provocador

    ResponderEliminar